sábado, 29 de mayo de 2010

Guatemala y sus Volcanes.

Guatemala es uno de los países mas montañosos de América y el mas volcánico de Centro América. Posee 38 volcanes, de los cuales solo el de Fuego, Pacaya y Santa Maria (Santiaguito) se mantienen en actividad.  Estos antecedentes, nos tienen que servir a los guatemaltecos como referencia, para tomar precauciones, ya que siempre estamos amenazados por erupciones, temblores y terremotos.  Ver una erupción volcánica es algo maravilloso, lo lamentable es cuando personas mueren, algunos por cumplir su trabajo y otros porque viven demasiado cerca de un volcán.  En el caso del volcán de Pacaya, hay mucha gente viviendo a poca distancia del mismo, lo que los hace potencialmente personas en alto riesgo. No se puede predecir cuando un volcán entrará en erupción violenta, aún y cuando se mantenga en actividad ininterrumpida, no debemos de confiarnos, pues tarde o temprano habrá actividad. Y ahora se hizo mas publicidad a esta actividad, ya que por los vientos Ciudad Guatemala fué afectada por la arena lanzada y agregado a la lluvia que a estado ininterumpidamente por dos días y parece que seguirá afectando por varios días mas. Esto hará mas peligrosa la situación, ya que por la arena acumulada pueden haber fuertes correntadas e inundaciones que ojala no incremente la pérdida de vidas.
Todos los volcanes de Guatemala se encuentran localizados en la Sierra Madre o Cadena Volcánica. A continuación, un listado de los volcanes que posee Guatemala, ordenados por su altura.




  1. Tajumulco




  2. Tacaná




  3. Acatenango




  4. Santa Maria




  5. Agua




  6. Fuego




  7. Zunil




  8. Atitlán




  9. Santo Tomas




  10. Siete Orejas




  11. Cerro Quemado




  12. Tolimán




  13. San Pedro




  14. Cuxliquel




  15. Chicabal




  16. Lacandón




  17. Pacaya




  18. San Antonio




  19. Santiaguito




  20. Jumay




  21. Tobón




  22. Alzatate




  23. Suchitlán




  24. Tecuanburro




  25. Quetzaltepeque




  26. Jumaytepeque




  27. Chingo




  28. Tahual




  29. Cruz Quemada




  30. Moyuta




  31. Ipala




  32. Las Flores




  33. Ixtepeque




  34. Monterrico




  35. Cerro Redondo




  36. Culma




  37. Las Víboras




  38. Amayo
A continuación, una grafica que representa la altura de estos:
 
y de la ubicación de los mismos :
 
Algunos de ellos, son desconocidos para muchos incluso para mi, como por ejemplo el volcán Cuxliquel, ubicado en Totonicapán. Pero el objetivo de este sitio es tener información acerca de cada uno, además de tener las rutas de acceso para no perdernos a la hora de ir a cualquier volcán de los mencionados anteriormente. Por ahora, solo están disponibles cuatro volcanes, pero con el paso del tiempo, espero tener mas información acerca de cada uno de los volcanes que posee Guatemala. 





Guatemala es un país cuyas características geológicas le hacen sensible a sufrir sismos. Aquí se localizan más de 10 volcanes, muchos de ellos activos. Además, tres placas tectónicas se desplazan en el territorio. Estas propiedades dan como resultado terremotos de considerable magnitud y destrucción, siendo el último en 1976, y algunos estiman que ocurrirá uno de importancia en un intervalo de 50 años. Aunque es sumamente difícil hacer descripciones breves de Guatemala y su actividad sísmica en cuanto a historia y origen, debido a sus volcanes y placas tectónicas, trato de hacerlo aquí mediante un blog sin sacrificar información aún más detallada e importante, por lo que también aconsejo al lector revisar la literatura utilizada, enlaces y más.






Guatemala se encuentra ubicada sobre una porción terrestre geológicamente muy activa y una muestra de ello es su actual actividad volcánica. Lo que hoy es América del Sur estaba unida a África hace aproximadamente 160 millones de años. Al final del período Jurásico, hace aproximadamente 130 millones de años, se mostraba desplazamiento de una parte del antiguo continente hacia el Este, iniciándose así la separación de lo que hoy es América del Sur. Asimismo, fueron surgiendo pequeñas islas, las denominadas Proto-Antillas, que con el tiempo se desplazaron al noreste, formando las Antillas. Hace 100 millones de años, África estaba completamente separada de América del Sur.
El territorio de Guatemala está situado sobre tres placas tectónicas, o partes de ellas: el bloque Maya de la Placa de América del Norte, el Bloque Chortís de la Placa del Caribe y la parte norte de la Placa del Coco o de Cocos; las dos primeras son continentales y la tercera oceánica. La placa de Cocos colisiona con la Placa de América del Norte, desplazándose por debajo de ésta, provocando el fenómeno denominado "subducción", lo cual provoca actividad volcánica en la planicie costera del océano pacífico. Por su parte, las placas del Caribe y de Norteamérica colisionan, formando cadenas montañosas en el área de la Sierra de las Minas, tomando como punto de partida la falla del río Motagua en el valle del mismo nombre.

Al final del Período Cretácico, hace aproximadamente 80 millones de años, algunas áreas terrestres de América Central septentrional, empezaron a emerger, básicamente por actividad volcánica y el choque de las placas tectónicas, constituyendo el núcleo de América Central que incluye los altiplanos de Chiapas, el centro y parte montañosa del sur de Guatemala, Honduras, El Salvador y el norte de Nicaragua. De acuerdo a Dengo (1969), el relieve del norte de Centroamérica se incrementó por emanaciones de material volcánico de las fisuras entre las placas tectónicas. Lentamente, en términos de millones de años, Centroamérica fue emergiendo. Hace unos 60 millones de años América del Norte, incluyendo América Central septentrional, se encontraba separada de América del Sur por una área marina, la cual de acuerdo a Dengo, ha sido denominada por otros geólogos, el canal centroamericano.
En lo relacionado a la estructura e historia geológica, América Central septentrional es parte del continente norteamericano. Más tarde fue surgiendo el arco que forma el sur de Nicaragua y Costa Rica, también por actividad volcánica. Las montañas frecuentemente son formadas cuando dos placas tectónicas chocan una contra la otra.
El sur actual de Centroamérica (sur de Nicaragua, Costa Rica y Panamá) se originó de un promontorio submarino, en el cual se fueron formando una serie de islas volcánicas muy similares a las islas menores, como consecuencia del empuje de la corteza del Caribe hacia el Pacífico. El archipiélago centroamericano siguió emergiendo para formar el resto de Centroamérica, lo cual ocurrió totalmente hace aproximadamente dos millones de años, cuando finalmente se unieron Centro y Sudamérica al «emerger» una pequeña área que aún estaba sumergida, hoy es Panamá.
La aparición del Archipiélago mesoamericano y luego la conformación de la masa centroamericana permitió la migración de vegetales y animales del norte al sur y del sur al norte. Ello explica el por qué Centroamérica tiene una flora y fauna muy diversa, que proviene tanto del sur como del norte.
En general, el relieve centroamericano se fue incrementando en el curso de varios millones de años por emanaciones de material volcánico de las fisuras entre las placas tectónicas. Ello explica el origen volcánico de la mayoría de los suelos de la plataforma central de Guatemala y Centroamérica, y el poco desarrollo de los suelos de las partes planas del oeste Atlántico, tal como las regiones del Petén, Belice y Yucatán; es decir, los suelos de la plataforma central tienen varias decenas de millones de años de formación, en el que han actuado la flora y el tiempo. Los suelos del departamento de Petén, muchos de ellos kársticos, tienen pocos millones de años de desarrollo y ello explica por qué son poco profundos; las rocas de la parte sur del Petén son predominantemente piedras calizas marinas del Mioceno, de hace aproximadamente 10 millones de años.

La Sierra de los Cuchumatanes y la Sierra Madre se adentran en Guatemala. La Sierra Madre atraviesa el país de oeste a este, corre paralela al Pacífico y se prolonga hacia Honduras por el Cerro Oscuro. La Sierra de los Cuchumatanes, más al norte, se extiende hasta el norte del río Chixoy o Negro, donde se divide en dos grupos: los Cuchumatanes al oeste y las montañas Verapaz al este.
Guatemala es uno de los países más volcánicos del mundo. Destacan los de Tajumulco (4,220 msnm), el pico más alto de América Central, Volcán de Fuego (3,763 msnm), el de Santa María (3,772 msnm), el Volcán de Agua (3,763 msnm), el Volcán San Pedro, el Tolimán, a orillas del lago Atitlán.
Debido a sus múltiples plegamientos orográficos, Guatemala está sometida a constantes sismos y erupciones volcánicas. Una de las mayores tragedias que ha conocido la historia de este país se produjo en 1976, en la madrugada del 4 de febrero, Guatemala despertó sobresaltada por un fuerte sismo. Eran las 3:03:33. La fase de destrucción duró solamente 49 segundos, y la intensidad fue de 7.6° en la escala de Richter.
La falla del Motagua (abarca los Departamentos de Huehuetenango, del Quiché, Baja Verapaz, Zacapa, y de Izabal), que atravieza el 80% del territorio guatemalteco, fue la que provocó el terremoto. El epicentro se localizó a 150 kilómetros al noroeste de la ciudad, cerca de Gualán, en el Departamento de Zacapa y el hipocentro, a 5 kilómetros de profundidad aproximadamente, causando miles de muertos (aprox. 23.000), y heridos (aprox. 76.000), y dejando sin hogar a más de un millón de personas.

¿Qué es un volcán?









Es una abertura en la superficie de la tierra de la cual salen rocas derretidas, o sea magma, ceniza, vapor de agua y gases. Todo esto proviene de enormes depósitos subterráneos. A todo material fundido que alcanza la superficie de la tierra se le denomina LAVA.
La lava, contrariamente a la opinión popular, no sale por el cráter salvo en algunas erupciones fuertes. En la mayoría de los casos, la lava emerge por las fisuras existentes en los flancos y en la base del volcán.
Cuando un volcán entra en erupción, la lava sale violentamente y se rompe en fragmentos formando así el llamado material PIROCLÁSTICO; cuando este material entra en contacto con el aire se enfría y forma las BOMBAS VOLCÁNICAS. Los fragmentos más pequeños se llaman ESCORIA y el material que parece polvo y arena fría se llama CENIZA VOLCÁNICA.
Los principales compuestos de las lavas son óxido de silicio, aluminio, hierro, manganeso, calcio, sodio y potasio. El más común es el óxido de silicio. Los sitios de los cuales emergen gases de la tierra se llaman FUMAROLAS.
La mayoría de los volcanes ocasionalmente entran en actividad y permanecen en reposo la mayor parte del tiempo. Para bienestar de la humanidad solamente unos pocos están en erupción continua.
El período de actividad eruptiva puede durar desde una hora hasta varios años. Este ha sido el caso del volcán de Pacaya. Los intervalos de calma entre erupciones pueden durar meses, décadas y en ocasiones hasta siglos. Sin embargo, no se ha descubierto aún un método seguro para predecir las erupciones.


Tiempo de vida:
El tiempo de vida de los volcanes puede variar desde unos pocos meses hasta decenas de miles de años.
Volcanes Activos
Los volcanes activos son aquellos que entran en actividad eruptiva.
Volcanes Durmientes
Los volcanes durmientes son aquellos que mantienen ciertos signos de actividad como lo son las aguas termales y han entrado en actividad esporádicamente.
Volcanes Extintos
Los volcanes extintos son aquellos que estuvieron en actividad durante períodos muy lejanos y no muestran indicios de que puedan reactivarse en el futuro.




Es interesante mencionar que algunas de las erupciones más devastadoras han sido de volcanes que se creía estaban muertos. Por ejemplo, la erupción del volcán Vesubio en Italia destruyó las ciudades de Pompeya y Herculano en el año 99 antes de Cristo.
En Guatemala hay 324 focos eruptivos. Algunos grandes (volcanes) y otros pequeños (en ciertos casos se conocen como cerros). Muchos de estos volcanes han sido identificados como cerros ya que se han cubierto de vegetación o bien han perdido su forma de volcán. Por ejemplo, el volcán Quetzaltepeque ubicado en el municipio que lleva el mismo nombre en el departamento de Chiquimula, se conoce como cerro de Chiramay, y el volcán La Gabia que está localizado en el municipio de Pueblo Nuevo Viñas (Santa Rosa), no es reconocido por la Federación Nacional de Andinismo ni por el Instituto Geográfico Nacional.


CLASIFICACIÓN DE LOS VOLCANES





Los volcanes se clasifican por el tipo de estructura o edificio volcánico y por el tipo de actividad o de erupción que presentan. Ambos aspectos están relacionados al ambiente tectónico que les dio origen. Por otra parte, este tipo de clasificaciones no es exacta y un mismo volcán puede combinar diferentes estructuras, así como presentar cambios en la modalidad del tipo de erupción. Por su estructura, los volcanes se clasifican en:


Estratovolcán. Tienen forma cónica con un cráter central, el edificio volcánico está formado por capas sucesivas de depósitos de lava, escoria, arena y cenizas producto de las diferentes erupciones. La mayoría de los volcanes en Guatemala son de este tipo.


Calderas. Son el resultado de grandes erupciones, las cuales hacen que colapse o se derrumbe la parte central o todo el edificio volcánico, dejando un gran cráter o caldera. Ejemplos de este tipo de estructuras en Guatemala son las calderas de Atitlán y Amatitlán, entre otras.


Tipo escudo. Se caracterizan por ser grandes montañas, con pendiente suaves, formadas por la superposición de ríos de la lava fluidos. Ejemplo de este tipo son los volcanes de Hawaii.


Domo de lava. Presentan estructuras más pequeñas, comparadas a las anteriores, con fuertes pendientes y producto de la acumulación de lavas muy viscosas y flujos de bloques y ceniza incadescente. Ejemplo de éste es el domo del Santiaguito localizado al Suroeste del Volcán Santa María.


Cono de cenizas o escoria. Son conos relativamente pequeños que como su nombre lo indica están formados por la acumulación de ceniza y escoria. Ejemplo de éstos son todos los cerros alineados principalmente a la falla de Jalpatagua y del graben de Ipala.


Otros tipos de estructuras se forman por la combinación de algunos de las anteriores, todas éstas se resumen en la Figura 1


Por su tipo de actividad los volcanes se clasifican según el patrón eruptivo observado en los volcanes más estudiados y que presentan un comportamiento definido.
En general encontramos siete tipos o modalidades de erupciones, estas son:


Tipo Hawaiiano: se caracteriza por una abundante salida de magma muy fluido que forma grandes ríos, lagos de lava. Los gases son liberados en forma tranquila. Las erupciones violentas son raras y los gases pueden impulsar fuentes de lava que llegan a alcanzar los 500 m. de altura.


Tipo Estromboliano: se caracteriza por una actividad regular o constante de explosiones que lanzan lava pastosa en estado incandescente. Son acompañadas por ríos de lava y emisión de gases y suelen edificar conos de escoria con bastante rapidez. Un ejemplo de este tipo de actividad es la del Volcán Pacaya.


Tipo Vulcaniano: Las erupciones son menos frecuentes y más violentas debido principalmente a que el magma es más viscoso y por lo tanto la liberación de los gases más dificil. Tales erupciones van acompañadas por una gran nube de gases cargados de ceniza, arena y fragmentos de rocas que alcanza varios kilómetros de altura. Después de ocurrida la explosión, que limpia la chimenea, aunque poco frecuente una corriente de lava puede tener lugar, ya sea saliendo por el cráter principal, secundario o por una fisura lateral. Ejemplo: Volcán de Fuego.


Tipo Pliniano: Son erupciones muy violentas que levantan columnas verticales de gases, piroclastos y fragmentos de roca a varias decenas de kilómetros de altura. A menudo son acompañadas por el colapso de la parte superior del edificio volcánico. Ejemplo de este tipo de erupción fué la del Volcán Santa María el 24 de octubre de 1902.


Tipo Peleano: También se caracterizan por su alto índice de explosividad asociado a un magma viscoso con alto contenido de gases. Pueden producir explosiones de rocas, gases y magma muy pulverizado dirigido lateralmente formando nubes ardientes o flujos piroclásticos. Ejemplo, el Volcán Santiaguito.


Tipo Islándico: En este tipo no existe un cono con cráter central, como en todos los anteriores. La característica principal es la emisión de enormes volúmenes de lava a través de fisuras o grietas. Algunas forman coladas de poco espesor que cubren áreas enormes.


Freática o geiseriana: Estas se producen por el contacto de las aguas subterraneas con la roca y fumarolas todavía caliente dentro del volcán. A diferencia de todas las anteriores no existe ascenso de magma. Por lo general presenta emanación de vapor de agua y gases en las proximidades o laderas del volcán que puede durar por mucho tiempo y a veces se intensifican en la época de lluvia. En algunos casos llegan a producir explosiones que forman pequeños cráteres. Ejemplo de erupción freática fué la actividad de los Volcanes Tacaná, en 1986 y Acatenango, en 1972




VOLCANES DE GUATEMALA


En Guatemala existen aproximadamente 288 volcanes o estructuras idenficadas como de origen volcánico, de éstos solamente 8 tienen reportes de actividad en tiempos históricos, y 4 son los más activos actualmente. Por su estructura todos son del tipo estratovolcán, con excepción del Santiaguito que es una secuencia de cuatro domos de lava dacítica, pero sólo unos 37 de ellos son reconocidos oficialmente como "volcanes"por la Federación Nacional de Andinismo reconoce y el Instituto Geográfico Nacional reconoce 32.


Los 32 volcanes de Guatemala, unidos a las cuatro fallas tectónicas, convierten al país en una zona sísmica. A través de la historia, los volcánes han estado unidos a acontecimientos importantes, como lo han sido los traslados de la ciudad capital de Guatemala. Los volcanes están colocados en el territorio a escasos 50 Km del Océano Pacífico, sobre la Sierra Madre. Los cuales a su vez consitituyen un atractivo turistico y aquí hacemos mención a los más importantes de estos.


También hay que decir que de los 32 volcanes reconocidos hay de los cuales 3 están activos, Fuego, Pacaya y Santiaguito la mayor parte del tiempo.


1. Tajumulco 4,220 10. Cerro Quemado 3,197 19. Alzatate 2,050 28. Ipala 1,650
2. Tacana 4,092 11. Tolimán 3,150 20. Suchitán 2,042 29. Ixtepeque 1,292
3. Acatenango 3,976 12. San Pedro 3,020 21. Quetzaltepeque 1,904 30. Monterrico 1,285
4. Santa María 3,772 13. Cuxliquel 3,050 22. Tecuamburro 1,840 31. Cerro Redondo 1,267
5. Agua 3,766 14. Chicabal 2,900 23. Jumaytepeque 1,815 32. Las Víboras 1,070
6. Fuego 3,763 15. Pacaya 2,522 24. Chingo 1,775 33. Amayo 1,044
7. Zunil 3,542 16. Santiaguito 2,500 25. Tahual 1,716 34. Culma 1,027
8. Atitlán 3,537 17. Jumay 2,176 26. Cruz Quemada 1,690
9. Siete Orejas 3,370 18. Tobón 2,087 27. Moyuta 1,622


Fuente: Maps of Guatemala José Monzón Sierra


Volcán Tajumulco






El volcán Tajumulco está localizado en el municipio de Tajumulco, departamento de San Marcos y se encuentra a unos 17 km de la frontera con México.
Este volcán es el más alto de Guatemala y de Centroamérica: tiene una altura de 4,220 metros. Esta altura contrasta con la del volcán más alto de El Salvador que es el volcán Santa Ana con una altura de 2,365 metros, el más alto de Nicaragua que es el volcán Musún con 2,000 metros y el de Costa Rica que es el volcán Irazú con 3,432 metros.
Honduras no tiene volcanes reconocidos.
El volcán Tajumulco cuenta con 2 cúspides.





La cúspide mayor se encuentra en el lado este y tiene un pequeño cráter de unos 50 metros de diámetro, además de una torre de triangulación.


La cúspide menor se conoce como Cerro Concepción y tiene una altura de 4,100 metros. Las torres de triangulación que se encuentran en algunos volcanes han sido colocadas por el Instituto Geográfico Nacional y sirven para medir distancias y latitudes.
El volcán Tajumulco está muerto o extinto; esto quiere decir que no está en actividad. El tipo de roca de ambas cimas es andesita de horblenda y piroxena.


Volcán de Pacaya




El volcán de Pacaya está ubicado entre los departamentos de Guatemala y Escuintla, y tiene una altura de 2,550 metros. Esta altura ha variado con los años debido a las diversas erupciones.
Este volcán forma parte de un macizo volcánico que comprende los cerros: Hoja de Queso con una altura de 2,090 metros, el Cerro de Agua con una altura de 2,560 metros y el Cerro Chiquito con una altura de 2,420 metros.
A la vez forma parte de una gran caldera volcánica que comprende el lago de Amatitlán y la laguna de Calderas. Cuenta con un ducto secundario que se llama Pico Mackenney que actualmente está en actividad.
Debido a las constantes erupciones, la forma del cono cambia constantemente. También tiene bocas o salidas de lava por diferentes partes, éstas pueden ser observadas desde "La Meseta" y el "Cerro Chino".
Es un volcán activo. Las erupciones son de tipo estromboliano, es decir arroja hacia arriba cenizas, vapor de agua y piedras pequeñas conocidas como "lapilli".
En la cima del volcán o sea el cráter observará el Cerro de Agua, y si está despejado los volcanes de Agua, Acatenango y Fuego.


Volcán Tacaná


Durante el período indígena, entre los mames se conoció como Tacnahuyú o Tacnajuyú.
Ubicación: Mun. Tacaná, S. M., por donde pasa la línea divisoria con México conforme al Tratado de Límites del 27 septiembre 1882. lat.15°07’54”, long. 92°06’30”.
Durante el período indígena, entre los mames se conoció como Tacnahuyú o Tacnajuyú,
que seria cerro de Tacaná. En el período hispánico es mencionado también como volcán de Soconusco y en una escritura de compra-venta que se realizó de parte del mercedario Diego de Reinoso a Blas de León Cardona en 1628, como "el volcán que llaman de cresta" V.: Tacaná (municipio). Es un cono truncado de unos 10 km. de diámetro en la base. Su cúspide está formada por una cápsula de lava, al pie de la cual se encuentra una pequeña planicie bordeada por una cresta semicircular.
Otras dos planicies o atrios, se encuentran en la falda sureste, respectivamente a unos 3,870 y 3,800 mts. de altura, estando en cada una de dichas crestas o sommas antiguas, un cráter más joven. En la falda suroeste se encuentra un cráter adventicio elíptico, a unos 190 mts. bajo la cima. El cráter de la cima, del cual salió la cúpula, tiene unos 400 mts. de diámetro.
El volcán se asienta en un macizo de granito, en lo que se ha dado en designar sierra Madre. La roca principal de la cúpula de la cima, es andesita de angita e hiperstena de color claro. La roca al pie este del volcán, cerca de Sibinal, es andesita de horblenda e hiperstena negra. En la base afloran también tobas, brechas y pómez. El tipo es estratovolcán con cúpula de lava en su cúspide. Nombre geográfico oficial. Volcán Tacaná.




Volcán Cerro Quemado


Este volcán se encuentra en el municipio de Quetzaltenango, departamento de Quetzaltenango.
El volcán Cerro Quemado está formado por un complejo de cúpulas de lava. La cúspide más alta tiene una altura de 3,197 metros. Estas lavas han sido catalogadas como andesita de horblenda y mica. Así como pómez andesítico horbléndico.
Su nombre, "Cerro Quemado", es la traducción de la palabra Catinocjuyup, que era como lo llamaban los indígenas k'iche's de Quetzaltenango.
En la actualidad tiene actividad fumarólica que se presenta en varios sitios de su cima y sus faldas. Entre ellos están los baños termales ubicados en la calle principal del municipio de Almolonga. Además del lugar conocido como "Los Vahos" que saca vapor de este volcán.
En el municipio de Almolonga se han construido diversos balnearios de aguas termales provenientes del volcán Cerro Quemado.


Volcán de Fuego




Este volcán está ubicado entre dos departamentos, en el municipio de Alotenango, Sacatepéquez y parte de Chimaltenango. La altura de este macizo ha variado debido a sus erupciones. Actualmente posee una altura de 3,763 metros.
Su nombre en idioma kaqchikel es "Chi Gag" que quiere decir "donde está el fuego". El volcán de Fuego es hermano gemelo del volcán de Acatenango por su cercanía. La unión entre estos 2 volcanes se llama "Horqueta" y tiene una altura de 3,300 metros.
Esta horqueta tiene un drenaje especial llamado "Barranca Honda" por donde saca la lava.
El volcán de Fuego, es uno de los más impresionantes por sus erupciones que se han registrado desde 1524 hasta 1974. Las cenizas han llegado hasta El Salvador y Honduras. Además, en las cercanías se escuchan los retumbos y temblores. Estas erupciones continuas a lo largo de cuatrocientos años ha motivado su estudio por el personal técnico del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología - INSIVUMEH -.
Este es el volcán más difícil de subir debido a que está cubierto de lava fría.


Volcán de Agua


Situados entre los departamentos de Escuintla, Guatemala y Sacatepéquez.
En la Memorial de Sololá o Anales de los Cakchiqueles, se lee que al llegar éstos al actual territorio guatemalteco "dos veces anduvieron su camino, pasando entre los volcanes que se levantan en fila, el de Fuego y el Hunahpú. Allí se encontraron frente a frente con el espíritu del volcán de Fuego".
La referencia a los dos volcanes en fila, en cakchiquel Chuconol bolch nuyú Chi Gag chi Hunahpú, es la más antigua que a la fecha se sepa. Chi Gag, el volcán de Fuego, en cakchiquel, conserva hasta hoy entre los aborígenes su nombre, muy merecido por la actividad constante que posee. En cuanto al Hunahpú se trata del que se conoce hoy en día como volcán de Agua, nombre que se le dio a raíz de la destrucción de la segunda capital, Santiago, en la noche del 10 al 11 de septiembre de 1541.
El Comisario franciscano fray Alonso Ponce salió el lunes 14 de julio de 1586 de Almolonga o Ciudad Vieja hacía la costa por el valle de Alotenango, y en su obra asentó que la correntada de agua que bajó del volcán en septiembre de 1541 fue a dar al río Guacalate en el valle de Alotenango: "A este río vino a dar el agua de la laguna del volcán que reventó y por allí fue a parar al Mar del Sur...". Por su parte, el franciscano Francisco Vázquez en su obra se refiere al actual volcán de Agua y a la correntada que bajó de sus faldas, proporcionando su nombre antiguo y etimología.
Con que en otro tiempo anegó la ciudad el vecino (volcán) llamado de los naturales Hunahpú, que es lo mismo que ramillete o floresta". En su Recordación Florida escrita en la última década del siglo XVII, Fuentes y Guzmán confirma que la corriente de agua fue a dar al río Guacalate: Por la falda que tiene a la parte del valle que va a dar a Alotenango, por uno de los portones por donde reventado fluyó al valle, que es el más transitable de todos...". Aunque comete una inexactitud por haberse comprobado posteriormente que el volcán más alto de Guatemala y por ende de América Central es el Tajumulco, así como que el volcán de Agua no ha estado activo en tiempo histórico, resulta interesante citar lo que Juarros escribió en su Compendio en la primera década del siglo XIX: "En esta provincia de Sacatepéquez) están los famosos volcanes de Guatemala: el que llaman volcán de Agua es el monte más empinado de todo el reino y hay pocos en el mundo que le hagan ventaja.
Tiene la figura de un cono, vestido hasta la cumbre de árboles siempre verdes, que presenta un espectáculo muy agradable a la vista. Tiene al norte la Antigua Guatemala, al este el volcán de Pacaya y al oriente el que apellidan de Fuego, que conforme a las últimas demarcaciones de estas Provincias pertenece a la jurisdicción de Chimaltenango.
Uno y otro han hecho grandes erupciones las más notables, de que tenemos noticia, son la que hizo el de Pacaya el día 11 de julio de 1775 y las que ha hecho el volcán de Fuego en los años de 1623, 1703, 1710 y 1711. Al píe de este monte hay un pocito de aguas termales, muy calientes, en que se curan de diversas enfermedades, que llaman de San Andrés, por estar cerca de un pueblo de este nombre y otro baño templado, que despide un olor azufroso y es remedio eficaz para la sarna". La referencia al poblado es San Andrés Ceballos, como se le conoce en la actualidad.
La región inferior ya está algo disecada por la erosión. Al evaluar las fotografías aéreas verticales tomadas encima del cráter, se pueden reconocer tres costillas paralelas que del borde nor-noreste del cráter se dirigen falda abajo en ese rumbo. Entre ellas, existen dos pequeños canales paralelos, causando la impresión de haber sido originados por taludes que rebalsaron del cráter, indicando inequívocamente un deslizamiento forzado y súbito de masas provenientes del interior del cráter, no quedando duda que el borde del mismo debe haber estado un poco más alto que el actual.
En la pendiente noroeste, en la región del píe y en el tercio inferior de su altura relativa, encuéntranse seis pequeños cráteres alineados en dirección nor-noreste sur-sureste. Están inmediatamente debajo del límite de vegetación de la falda superior y como a unos cuatro kilómetros al sur de Ciudad Vieja.
El volcán no ha estado activo en tiempo histórico, siendo aún materia de discusión las corrientes de lodo que en la noche del 10 al 11 de septiembre de 1541 bajaron por las faldas del volcán y que, unidas a un terremoto, o a fuertes sismos, destruyeron la capital de Guatemala en su segundo asiento oficial. La roca del volcán es una andesita piroxénica, según muestras tomadas del cráter y del pie noreste. El tipo es estrato-volcán.


Volcán Santa Maria


Este volcán está ubicado en el municipio de Quetzaltenango, departamento de Quetzaltenango.
Tiene una altura de 3,772 metros.
El macizo volcánico Santa María pertenece a lo que fue el sistema volcánico más antiguo y en él también se hallan el volcán Siete Orejas y parte del volcán Chicabal.
Es un estrato volcán, o sea que se formó de capas alternas de lava y piroclástos o sea fragmentos de lava. Tiene un cráter de explosión en su falda oeste y actualmente se conoce como volcán Santiaguito.
Los indígenas k'iche's lo llamaban Gagxanul, que quiere decir "montaña o volcán desnudo". Y se tiene noticia de las erupciones en el Memorial de Sololá, Siglo XVI.
El 24 y 25 de octubre de 1902 hubo una gran erupción que sacó material magmático a 8.6 kilómetros de distancia. Quetzaltenango estuvo cubierto con medio metro de ceniza volcánica y la columna de humo alcanzó 30 km de altura.


Volcán Quezaltepeque


Este volcán está localizado en el municipio de Quezaltepeque, departamento de Chiquimula.


Tiene una altura de 1,903 metros. En esta población se conoce como el Cerro Chiramay. Es un bosque muy cerrado que tiene poca visibilidad.
Conforme asciende se adentra en una montaña frondosa, sin embargo, al acercarse al caserío Los Planes disminuye la arboleda y se puede gozar de una vista panorámica. Si está despejado, al fondo, se pueden observar los volcanes Ipala y Suchitán. Al ascender a la cumbre, si observa con atención se ve la Basílica de Esquipulas.


Volcán Atitlán




Su ubicación es en los deptos. Sololá y Suchitepéquez.
Nombre geográfico oficial: Volcán Atitlán.
Con un cono bello y simétrico, está inmediatamente al sur del volcán Tolimán, principalmente en jurisdicción municipal de Santiago Atitlán Solola, aunque la parte sur del macizo cubre la zona norte del departamento de Suchitepéquez. Lat.14°34’57”, long. 91°11'11". San Lucas Tolimán 1959 I.
En su falda norte, el límite de la selva ha llegado casi hasta la cima del volcán, aunque hay cascos de las fincas. Principalmente de café–, como por ejemplo Monte de Oro, San Lázaro, Los Andes, etcétera. En su falda sur, desde aproximadamente unos 2,500 mts. hacia arriba, el volcán está casi exento de vegetación. La cúspide tiene un cráter de unos 250 mts. de diámetro y de unos 50 mts. de profundidad, abierto hacia el sur y rodeado por hendiduras y grietas concéntricas, de las cuales emanan débiles fumarolas. Hacia el norte y este se encuentra una pequeña planicie en la cima, donde está otra depresión cratérica de igual tamaño.
Las formas de la cúspide son consecuencia de la actividad volcánica del siglo XIX. La pendiente sur inferior está profundamente disectada por la erosión y cubierta por bosque. En sentido estructural, el volcán está íntimamente ligado con la génesis del lago de Atitlán, que es una depresión formada por hundimientos tectónicos. La cúspide del volcán está situada exactamente sobre la prolongación de la línea de falla que limita la depresión del lago hacia el sur la falla misma se reconoce morfológicamente bien clara por el escarpado escalón de terreno que desde el pie sur del (inactivo) volcán de San Pedro, corre hacia el este-sureste en dirección al Atitlán.
El cerro Santa Clara, al suroeste del San Pedro no ha sido volcán sino que constituye únicamente la elevación mayor de dicho escalón de falla. Este volcán es el único de los tres que bordean el lago, que en tiempo histórico desde el período hispánico ha estado activo repetidas veces. Por documentos indígenas, se sabe que también lo estuvo aproximadamente alrededor del año de 1469. Su última erupción registrada fue el 3 de junio de 1853 cuando las cenizas arrojadas provocaron un oscurecimiento.
La roca del volcán es aparentemente andesita. El tipo es un estrato-volcán. Este propio volcán, cuando reventó el de Guatemala, puede haber tres años poco más o menos echó fuego, aunque muy poco. Y ansi de cuando en cuando, por las mañanas y algunas tardes echa humo, aunque es poca cosa. Llámase este volcán en la lengua materna Hunqat, que suena cosa que quema entre sí.
El otro volcán que está junto a él hacia la parte del norte no ha reventado ni jamás se ha visto humear ni tiene señal de haber echado fuego.". Esta última referencia, no puede ser más que al actual volcán Tolimán.
En los datos del Censo General de Población de 1880 que se refieren al actual Santiago Atitlán, se hace una referencia al volcán en erupción: "Este pueblo está situado entre dos volcanes, de los cuales uno está en constante erupción", sin dar mayores detalles.


Volcán San Pedro


El volcán San Pedro está ubicado en el municipio de San Pedro La Laguna, departamento de Sololá y tiene una altura de 3,020 metros.


Este volcán tiene un cono casi simétrico. La entrada a su cráter se localiza hacia el lado del lago y generalmente el camino está cubierto de maleza. El cráter es pequeño y se desconoce su profundidad debido a que lo cubren grandes árboles.
Hace millones de años estalló el lugar en donde se encuentra actualmente el lago de Atitlán. La explosión fue tan grande que la arena llegó hasta México, según datos obtenidos por geólogos. Posteriormente, salieron más focos eruptivos, en cuenta el volcán San Pedro y los volcanes Tolimán, Atitlán, y el Cerro de Oro, entre otros.
Este volcán está separado por los volcanes Tolimán y Atitlán y ha sido muy fotografiado por turistas nacionales y extranjeros. Además, es de fácil acceso.


Siete orejas


Si este volcán se observa desde la carretera que conduce de San Marcos hacia San Juan Ostuncalco da la impresión de una mujer acostada.
Abarca parte de los municipios de Quetzaltenango, La Esperanza, San Martín Sacatepéquez, Concepción Chiquirichapa y San Juan Ostuncalco del departamento de Quetzaltenango. Como su nombre lo indica este volcán tiene siete picos u orejas, que es como se le conoce. La parte más alta tiene una altura de 3,370 metros y está ubicada en el área norte.


Volcán Jumay


Este volcán está ubicado en el municipio de Jalapa, departamento de Jalapa. Es un gran macizo volcánico que no tiene cráter marcado.


Tiene una altura de 2,176 metros y es el volcán más alto de oriente.
Las coladas de lava que fueron expulsadas atraviesan la carretera de Sansare-Jalapa. Sin embargo, no se puede observar detenidamente porque han sido cubiertas por la maleza. La parte baja del volcán ha sido deforestada y en la cumbre se observan cultivos de maíz.


Este volcán se encuentra muy cerca del municipio de Jalapa.


Volcán Tolimán


Según dicen los naturales que lo han andado, "Es tierra muy inútil para sementeras". Los zutujiles hacían sacrificios al volcán.
Volcán en la margen sur del lago de Atitlán, depto. Sololá. Al este de la bahía de Santiago y de la cab. mun. Santiago Atitlán, al oeste de la bahía de San Lucas y de la cab. mun. San Lucas Tolimán, al norte del volcán Atitlán. Nombre geográfico oficial: Volcán Tolimán. Tiene dos picos, estando el sur a 3,158 mts. SNM, lat. 14°36’45”, long. 91°11’20’’, mientras que el pico o cono norte se encuentra a 3,134 mts. SNM, lat. 14°37’15’’, long. 91°11’20’’. San Lucas Tolimán 1959 I.
De los volcanes que se formaron después de verificado el hundimiento de la depresión que hoy ocupa el lago de Atitlán, posiblemente el Tolimán sea el más joven. Toda la falda norte está cubierta por lavas viscosas que se reconocen por sus formas morfológicas excepcionalmente ilustrativas, tales como formas fluviales semicirculares en la superficie canales y filos de lava.
En la pendiente noroeste estas lavas tienen un gran espesor, formando su superficie terrazas planas y poco inclinadas. Es más que probable que las lavas, o por lo menos su mayor parte fue producto de erupciones laterales, es decir, por grietas en la falda. En la prolongación hacia el norte de la línea que une los picos del volcán Atitlán con los dos del Tolimán, se encuentra a inmediaciones de la margen del lago la cúpula de lava conocida como Cerro de Oro, cuyo origen puede considerarse de edad geológica muy reciente. El cono principal es el norte. Tiene en su cima un cráter rocoso, elíptico, de unos 40 metros de profundidad y de 150 a 200 metros de diámetro. El pico sur puede considerarse más como cono adventicio y posee también un pequeño cráter en su cima. No se conocen erupciones volcánicas dentro del tiempo histórico. Las muestras de rocas han sido clasificadas como andesitas piroxénicas con horblenda.
Las corrientes viscosas de lava de la falda norte, son sin duda andesitas ácidas y muy posiblemente también existen dacitas. El tipo es un estrato-volcán, compuesto esencialmente por corrientes de lava viscosa. Entre las descripciones del siglo XVI, está la relación que se hizo en febrero 1585 en Santiago Atitlán, en paleografía actualizada parcialmente por Francis Gall. Se mencionó que adyacente al volcán Atitlán: "El otro volcán que está junto a él hacia la parte del norte no ha reventado ni jamás se ha visto humear ni tiene señal de haber echado fuego. Llámanle en la materna los naturales Oxiqahol, que significa o quiere decir los tres moços. Es todo él montuoso de arriba abaxo, de pinales y encinales y robredales y madroñales y alisos, y todo él es fragoso, de grandes pedregales y tierra muy fría, según dicen los naturales que lo han andado, y es tierra muy inútil para sementeras". Los zutujiles hacían sacrificios al volcán.



Altura en metros. Elaboración propia.


Datos interesantes de los volcanes de Guatemala


--El de mayor volumen: el de Agua, entre los departamentos de Sacatepéquez y Escuintla, con un diámetro en su base de aproximadamente 15 kilómetros, 3766 metros sobre el nivel del mar y con un volumen aproximado de 40 kilómetros cúbicos de roca densa.
--El más alto: El Tajumulco en el departamento de San Marcos, con 4,220 msnm
--El más frecuentemente activo: El Santiaguito en el departamento de Quetzaltenango, que se ha mantenido activo desde que empezó a formarse en el año 1922, dentro del cráter dejado por la explosión del Volcán Santa María en el año 1902.
--El más violento: El Santiaguito, debido a sus constantes erupciones peleanas
--El que ha lanzado la columna de erupción más grande: El de Fuego, entre los departamentos de Sacatepéquez y Escuintla, que durante la erupción de 1932, lanzó una columna de casi 29,000 metros de altura
--El que ha generado el flujo piroclástico más destructor: El Santiaguito, que en el año 1929, produjo un flujo piroclástico que mató casi 2,500 personas.
--El que ha generado el flujo de lodo y escombros más destructor: El Santiaguito, en el cuál entre los años 1983 y 1984, y dentro del cauce del Río Nimá II, corrieron gran cantidad de lodo y escombros que destruyó la población de El Palmar, generando pérdidas de casi 4 millones de dólares norteamericanos.


Destacar:


La erupción del volcán Santa María (Guatemala) en 1902 fue uno de los más grandes erupciones del siglo 20, formando un gran cráter en la montaña del flanco suroeste. Desde 1922, un domo de lava-complejo, de Santiaguito, ha sido la formación de cráteres en el 1902. Crecimiento de la cúpula ha producido flujos piroclásticos en fecha
tan reciente como el 2001.


La ciudad de Quetzaltenango de aproximadamente 90.000 personas en 1989 se sitúa por debajo de los 3772 m de cumbre. El volcán es considerado peligroso debido a la posibilidad de una cúpula, como un colapso que se produjo en 1929, en el que murieron cerca de 5000 personas. Un segundo peligro los resultados de la corriente de desechos en los ríos volcánica al sur de Santiaguito, que puede dar lugar a inundaciones catastróficas y corrientes de lodo.


Consideraciones sísmicas

La existencia de volcanes se relaciona con la fricción entre placas continentales y la presión que entre estas se genera. A Centro América la recorre la Sierra Madre, el complejo de montañas y volcanes, detalles que caracterizan a Guatemala.


Últimamente, han estado ocurriendo una serie de temblores en Guatemala, que ha despertado la preocupación de todos sus habitantes. Lo lamentable del caso es que la población vive en una zona de mucho riesgo. Esto también crea una situación de desinformación y/o mitos:


“Es que en tu casa se sintio mas fuerte porque ahi esta la falla de San Miguel Petapa…”
“Es mejor que hayan bastantes temblores suavecitos, asi se asientan las placas…”
“Siempre por la lluvia y el invierno, empieza a temblar… es por la presion del agua y de las nubes”
La realidad es que, mas alla de probar y desmentir si son ciertos o no estas afirmaciones que se suelen oir en epoca de temblores, hay que darse cuenta de esto: Toda Guatemala esta situada sobre una gran falla.
Básicamente, la falla del Motagua es donde se unen dos grandes placas tectonicas: La Placa de América del Norte y la Placa del Caribe, atravesando por la mitad a Guatemala. Tambien la Placa de Cocos pega contra la Placa del Caribe justo en la Costa Sur guatemalteca. A esto agreguemos el hecho de que Centroamérica y el caribe se encuentran sobre una pequeña Placa (Del Caribe), presionada por 4 placas tectonicas: La placa de América del Norte, la de América del Sur, la de Cocos y la de Nazca. Las cuatro placas dan la impresión de querer “refaccionarse” a la placa del Caribe.


Como producto de todo lo mencionado con anterioridad, ahora nos podemos dar una mejor idea de porque han habido tantos terremotos en Guatemala.


Guatemala cuenta con tres zonas generadoras de sismos. De alto nivel sísmico, es la zona Benioff alojada hacia la región noreste originada por el choque entre la placa Cocos contra y debajo de la placa del Caribe (llamada también falla del Motagua), causante del terremoto de 1976. La segunda se halla a lo largo de la región montañosa.
La tercera es la falla que bisecta al país de este a oeste.


Cabe destacar la importancia de la falla que produjo el terremoto de 1976 para investigadores norteamericanos radica en su similitud con la falla de San Andrés, California.




Imágenes actualizables de los terremotos actuales en Guatemala

Fuente: United States Geological Suervey (USGS)






Viéndolo de manera global, Guatemala se encuentra en el Cinturón de Fuego, toda una línea de fricción entre placas, muchas de ellas de subducción.




Terremotos históricos


Desde la conquista y construcción española, el primer terremoto registrado ocurre en 1526. En 1541 ocurre otro terremoto, aunado a dos días de lluvias que produjeron deslaves, destruyen la capital forzando a su relocación. Cabe destacar que la viuda de Pedro de Alvarado, conquistador de Guatemala enviado por Cortéz, fallece. La capital en su nueva locación vuelve a sufrir varios terremotos. Hay un mínimo de 28 terremotos como tales, aún más movimientos sísmicos.


En 1917-1918 ocurre el primer terremoto fuerte del siglo XX. En realidad fue una seguidilla de sismos, cuatro de ellos fuertes y en definitiva destructivos. Se registró el primero el 17 de Noviembre de 1917. El 25 de diciembre de 1917, poco después de las 10pm empiezan movimientos que empiezan a destruir la capital; se calma al amanecer. El segundo importante ocurre el 29 de Diciembre. El 3 de enero ocurre el tercero más fuerte, y el último ocurre el 24 de enero de 1918. Un mes de sismos que destruyen al país. Aparte están los terremotos "locales" por movimientos de fallas.




Terremoto de 1976


El último terremoto importante en Guatemala fue el ocurrido a las 3:03 de la madrugada del 4 de febrero de 1976. En esa ocasión 17 de 22 departamentos ("departamento" es el equivalente a "región" en Chile) sufrieron destrucciones considerables. Está registrada una magnitud de 7.5 grados en la escala Richter. Se produjo una ruptura de superficie de casi 300km, y un desplazamiento de 325cm; el promedio es de 100cm. (USGS)


Alrededor de 25 mil personas fallecieron y más de un millón quedaron sin hogar. El presidente de turno fue el General Kjell Laugerud García y fue quien hizo lo posible en levantar el país. (Por muchos años militares fueron los dirigentes de la nación, a veces en triunviratos; estos años oscuros derivaron de enfrentamientos contra guerrillas y en muchas ocasiones poca o ninguna libertad de prensa. Pero esa es otra historia aún
mucha más complicada que la aquí contada.)





Fuente: Stardemia. Fotos de desastres naturales


La duración de este terremoto fue de 30 a 40 segundos, teniendo un primer movimiento vertical seguido de uno horizontal. El movimiento fue tal que muchas personas no pudieron levantarse de la cama, pues era de noche cuando ocurrió, y a otras las tiró al piso.


El evento sísmico tuvo una magnitud de 7.5 en escala Richter, como fue mencionado antes, al igual que la energía liberada, la cual se calcula a partir de la relación de energía
sísmica de Gutemberg-Richter:


Log E = 11.8 + 1.5M


donde M es la magnitud en Richter y E se encuentra en ergs. El resultado es del orden de 23 ergs. También se estima la velocidad del movimiento horizontal en 19.3 cm/s, para como se sintió en la capital desde la falla. La ruptura causada fue de más de 250km de longitud. (USGS)


Aproximadamente la energía equivalente a la explosión de 2 mil toneladas de dinamita.
La falla del Motagua, que atravieza el 80% del territorio guatemalteco fue la que provocó el terremoto. El epicentro se localizó a 150 kilómetros al noroeste de la ciudad, cerca de Gualán, Zacapa y el hipocentro, a 5 kilómetros de profundidad aproximadamente.
El día largo, la gente permanecía sentada en las banquetas, con frío, con miedo. Algunas personas que se habían salvado, perecieron cuando ocurrió el segundo sismo fuerte, a las 3:30, mientras habían regresado a sus casas para intentar sacar algunos objetos de valor, o a otras personas que habían quedado atrapadas. Para ese momento, ya el pueblo de Guatemala se había dado a la tarea de rescatar a los miles de heridos que habían quedado soterrados. El trabajo fue arduo las ambulancias no se daban a vasto y los hospitales habían rebasado su capacidad. Civiles, bomberos y miembros del Ejército se organizaron en brigadas de rescate, y con palas, piochas y azadones, se dedicaron a descombrar y buscar sobrevivientes entre las ruinas y los montones de piedras y adobe que habían quedado sobre las calles de la ciudad principal.


En toda Guatemala el tiempo era bueno y seco en ese período del año, y duraría así tres meses más. Quedaban todavía tres semanas un poco frías, causantes cada año de gripe, el terremoto agravó esas afecciones pulmonares, ya que había que dormir fuera.


La cosecha estaba ya hecha y no había razón para temer una hambruna, pese a los rumores que se propagaron sobre riesgos de epidemias debido a la contaminación del agua, no hubo ninguna, la red vial quedó interrumpida, en particular la del Atlántico


México, Estados Unidos, Venezuela, Argentina, Chile y Perú, fueron los primeros en llegar con ayuda al país.


76000 heridos y 23000 muertos fue el precio que el terremoto cobró.
Arena caida del volcán de Pacaya


Volcán Santa María-Santiaguito
al fondo Retalhuleu


Volcán de Pacaya
actividad fotografiada en la noche





Volcán de Pacaya
Amanecer



Volcán de Pacaya
Amanecer activo





Volcanes de Agua, Acatenango y Fuego 
de derecha a izquierda
desde el volcán de Pacaya





Actividad Volcán Pacaya





Río de lava en volcán de Pacaya, al fondo los de Agua, Acatenango y Fuego





Actividad nocturna volcán Pacaya, al fondo Palín y Escuintla





La cadena volcánica de Guatemala





Explosión en volcán de Pacaya